Pase, Tome asiento!

Con LupaSin duda, el tipo que creo el asiento es un genio. Bueno, a decir verdad, es un genio el primer cavernícola que se sentó en una roca, o el suelo, y dijo… “Mierda que es cómoda esta cuestión”. Pero no crean que soy yo el que considera los asientos como verdaderas obras maestras (ya que para mi, las camas es LA CREACION de la historia del hombre), si no que son las personas que en las micros o en el metro son desesperadas por un asiento. (si, otra vez este tipo habla de las micros…)

Son muchos factores los que juegan cuando se decide sentar en la micro. Primero, cuando la micro va vacía, uno sube y siente ganas de llorar, ya que tienes a disposición decenas de asientos donde elegir. Si estas cagao de frío, te sientas donde da el sol, pero si es verano, la gente se pelea los asientos a la sombra, incluso en los que da el sol ni se sientan. Pero también tienes que verlo, creo yo, de manera estratégica la elección del asiento. Si te sientas muy cerca del chofer, veras que cuando la micro se comience a llenar, y dentro de 5 minutos, le tendrás que ceder el asiento a un abuelo o embarazada (vamos!, si a nadie le gusta ceder el asiento, aunque me obligo a hacerlo cuando corresponde). Así que tienes que elegir bien, y eso es nunca cerca de una puerta, y al lado de la ventana, ya que pasillo siempre son los mas perjudicados. Excepto en el caso que te toque un dormilón al lado tuyo, ya que cuando quieres bajarte, tienes que poco menos pegarle un pape para que despierte el wn(a). Y te vas todo el camino sentado, leyendo el diario, estudiando o simplemente viendo y analizando lo que sucede a tu alrededor.

Otra cosa muy diferente es cuando la micro va llena, y es aquí cuando me rió un poco de lo que sucede. Imagínense una micro totalmente llena, con gente hasta en el techo. Todos recién despertando en la mañana y solo quieres dormir un poco. Se desocupa un asiento y paaamm!!!!… el tiempo se relentiza (como Matrix), y en ese periodo de tiempo piensas todas las variables que influyen en obtener el asiento. Primero, lo visualizas, lo contemplas, y te cae un lagrima, después, miras a tu alrededor e identificas a los posibles candidatos que compiten contigo y están pensando lo mismo que tu. Pero el chileno es tímido y espera a quien da la primera señal de ir a sentarse… y ahí tu tienes que ser avispao, tienes que adelantarte y care palo sentarte no mas, no hay otra opción. Veras que sentirás el sabor de la victoria y podrás hacer lo que querías hacer… dormir.

MetroEn el metro es otra cosa. El metro ahora es la jungla misma (no por que sea un mal servicio, ya que el metro es un excelente servicio, y no es globo para soportar a tanta gente). En el metro yo no tomo asiento, o si no después no me puedo bajar. Pero saliéndome un poco del tema, las cosas que suceden en el metro son un chiste. Consejo, nunca te pongas en el pilar del medio en horas punta, ya que veras como la masa te tira hacia atrás y no podrás salir, siempre colócate en los extremos de la puerta, así podrás salir mas despejado. Si te sientas en el metro, hacelo cuando viajas largas distancias, si no, estar perdido. Además, la gente es optimista, el metro va lleno, e igual se intentan subir como sea… en serio, incluso hacen verdaderas aplanadoras con la gente para poder entrar. Y comienzan las peleas, “No empuje pue; Cuidado que me pisa; Sácate la mochila po cabro de mierda”… en verdad el metro es un caos. “No traspase la línea amarilla del anden”… y adivina que hace la gente, se pone al borde del precipicio por que considera que así se asegura la subida al metro. Y ya me imagino si hay un accidente de que una persona se callo a los rieles del metro por que no respeto la línea amarilla, los titulares dirán “Negligencia del Metro”… parece que la negligencia es de la persona creo yo. “Deje bajar antes de subir”… y la gente que hace, se sube como animales sin importarle las personas que desean abandonar ese antro sin oxigeno. Pero en verdad, felicito a la gente que espera el metro en Los Heores, ya que siempre repeta a la gente que se quiere bajar.

Bueno, son las cosas de nuestra sociedad y nuestro sistema de transporte, que ocupa 10 de cada 9 post (?) que escriben los blogs en chile. Saludos, suerte y mas suerte.

22 comentarios to “Pase, Tome asiento!”

  1. angie sandino Says:

    No sabía que habías vuelto!! me da gusto volver a leer tus escritos llenos de ingenio…
    Un abrazo!

  2. Daniel Says:

    La verdad es que estoy usando muy poco el metro y las micros, me bajaron las ganas de caminar, aparte vivo cerca del centro, entonces prefiero gastar las suelas de los zapatos, porque todo me queda cerca.
    Con respecto a los asientos, uno muchas veces no da el asiento porque tambièn va cansado, si uno cuando es estudiante también se cansa. Saludos

  3. Rayo de Plata Says:

    Yo creo que uno de los mejores inventos es la taza de baño.

    No sólo porque soy mujer (ustedes pueden mear de pie), sino porque ¿qué hombre no vive cada ida al baño como un ritual, con diarios, cigarros y laptop incluido? aaaaah qué cochinos xDDD

    Yo me siento en el Metro de Tobalaba, todavía no cacho el bendito misterio de las horas punta donde mi andén está vacío y en el contrario se apiñan las gentes, y así siempre mi tren va con 2 de cada 5 asientos vacíos. Y en las micros es lo mismo: en la mañana pasan como 5 por minuto y justo parten en mi casa, y en la tarde otra vez pasan 5 por minuto. Amo la 401e😉

  4. Lore Sáez Says:

    Que buena Capitán, con casa nueva 😀

    Bueno, cuando fui a Santiago en el verano tuve la suerte de llegar antes del famoso Transantiago… pero igual me tocó irme de pie y con ese asqueroso aire acondicionado.

    Acá es más o menos lo mismo, el tema de elegir los asientos, lo que más me llama la atención son dos cosas:
    – La gente prefiere sentarse sola, y a penas se desocupa un par de asientos ocupa unos de ellos.
    – Los estudiantes casi no ocupan los asientos, aunque vayan vacios… estan chatos de que los hagan pararse me imagino…

    Esto es aquí en Concepción…

    Saludos
    😀

  5. Mara Says:

    Ay, Cape, cada vez q te leo estoy más feliz de vivir en provincia ahora… capaz q x eso aún siento q Stgo me gusta, xq me traje mejores recuerdos q lo q ahora podría vivir.
    Triste capital q creció sin planificación y 0 visión de futuro, tanto de la autoridad como del empresariado inmobiliario; gran cagazo seguirá quedando con la construcción de condominios de alta capacidad en todos lados y la gente no tenga opción real de comprar o arrendar algo relativamente cercano a sus lugares de trabajo, o q tenga cerca colegios y servicios de salud de calidad q le permitan acceder a servicios recurrentes a pie (ja! yo y mi ilusión con otros peatones profesionales) o luego de traslados cortos. Me cargan los gringos, pero ellos tienen buen sistema al respecto: muchos núcleos con todo, o casi todo lo necesario cerca
    Le dejo un abrazo, caro. Buen fin de semestre

  6. yukino_miyazawa Says:

    YO no sufo mucho lo del metro para la semana ya que yo logre convenser a mi madre hace 6 años atras que me pusiera en un colegio que estubiera al otro lado de la ciudad osea yo vivo en La Florid y estudio en Puente Alto, lo cual con el sisema de transporte de ahora agradesco enormemente, porque todas las mañanas me voy sentadita en el metro y como con 5 asientos libres para mi solita😀, y en la tarde lo mismo YUPI!!!!, lo malo es cuando tengo que ir a hacer un tramite ahy empieza mi problema yo soy asmatica y el metro esta lleno no hay oxigeno, la micro el mismo cuento, minimo por viaje me dan 2 ataques dde asma y hay dele sacando el inalador… por esa razón odio el transantiago que provoca que todo este más lleno, la unica solución es no salir tanto en horario punta y si es que se me hace tarde espero como hasta las 20 horas resien para volver a mi casa porque o sino me da un ataque de asma lo cual no es miy lindo…

    Saludos y un abrazo=^.^=

  7. Don Chere Says:

    NO tengo mayores fijaciones con los asientos la verdad…bueno, si con el “asiento” del baño..ese tiene que ser específicamente escogido, no puedo cagar en cualquier lado.-

    Cuídate.-

  8. Isis Says:

    En realidad creo que tu fijacion es con el transporte publico de este país de $%&$·, no te niego que me rei mucho… es como parecido eso de las micros casi en todas las ciudades, este año cuando fui a stgo y sali en metro loo mismo que cuentas vivi… asi que me has hecho rememorar eso.

    Saludos Capitan!

    Esperando que este bien!

  9. La mandarina Says:

    Bendito transantiago… y yo ya no me transporto en él =P
    Gracias al super poder del ahorro, ahora tengo una cacharrito, el atado es que cuando manejas mucho, te dan unas ganas de tomar una micro… con tanto aweonao conduciendo, pero definitivamente es peor meterse al metro, una vez me pasé 6 estaciones porque no me dejaban salir, casi me pongo a llorar.

    Saludos y suerte tb.

  10. Ale Says:

    Que heavy eso de las micros y el metro!!!
    como dice mi coelga y compañera de provincia Mara es casi un placer vivir aquí.
    Las micros si bien en algunso horarios también van repletas el servicio nollega a lo que transantiasco ha llegado y ni hablar del metro que en las horas pics y aún yendo lleno jamás se provoca esa sensación de no poder subir o bajar.
    Además tiene aire acondicionado, asientos tapizados y es super limpio.

    Un abrazo captain.
    MUcha suerte y exito en lo que le queda de semestre.

  11. Luis Alejandro Bello Langer Says:

    Ciertamente que sentarse en el transporte público conlleva algo de estrategia; trato de irme al medio, al lado de la ventana y en la sección derecha del bus…aunque si no hay asientos de esas características, acepto el que sea a menos que las condiciones del entorno (léase, personas sospechosas) no lo aconsejen así.

    De los empujones en el Metro…es material para más adelante (de cuando en cuando había que tocar el tema del Transantiago), pero tengo mis encontrones con gente que sube atropelladamente sin dejar bajar (incluso en Los Héroes, aunque en menor escala si comparamos con Santa Ana).

    Saludos cordiales.

    P.D.: Espero contar con tu apoyo en la campaña que llevo para Príncipe Blog 2007. Gracias de antemano.

  12. Camila Says:

    El sistema de transporte es un tema recurrente en blogs, conversaciones, visitas al médico (si, todos mis médicos em han hablado de eso) y de la TV

    Pero ya pasará algo más relevante y hará pasar de moda eso

  13. Alejandra Says:

    Qué interesante este tema. Yo tomo todos los días el metro en la estación San Pablo, y como es terminal y el tren viene vacío, estudié varios días dónde ponerme para que justo abra una puerta del medio y yo pueda irme sentada hasta Tobalaba. No siempre se puede eso sí, hay días en que está demasiado lleno. También hay veces en que hay que dar el asiento.
    Por cuestión de lógica, en una micro vacía la gente se sentará primero al rincón y sola nates de que empiecen a ocuparse los asientos del pasillo… Saludos!

  14. Rosettapunky Says:

    Primero que todo, que alegría que reaparecieras, se te extrañaba bastabte.
    Nada pues… yo me ví obligada a abandonar la comodidad del metro, porque simplemente me era imposible abordarlo. Como soy chiquiturris y flacuchis… na’, cero posiblidad todo el mundo me pasaba por encima.
    Así tuve que irme craneando para buscar nuevas formas de llegar a mi trabajo, y de todas la verdad no se hace una, el transporte en este país es realmente cero aporte, el problema es que como igual estamos obligados a movilizarnos de alguna manera, y como nadie nos da soluciones… nos terminamos por acostumbrar.

    Un abrazo y na’ poh’… feliz de que retornaras a la blogosfera

  15. Carlos Says:

    Curiosamente, se han dicho tantas cosas del transporte santiaguino pero nada que revele, como lo haces tu, que sin importar el color de las micros siguen siendo micros. Y nosotros, seguimos siendo chilenos.
    No viajo mucho en micro y como vivo cerca del centro, lo hago en metro o en taxi. Pero cuando en micro me siento (simplemente) y bueno, nobleza obliga, doy el asiento cuando corresponde.

    Saludos,

    CARLOS

  16. cromosoma Says:

    Yo hago casi lo mismo que haces tu, no me siento adelante para no ceder el asinto (aunque cuando correspone lo hago). Lo del metro igual…nunca me siento. Y coasa asi… habria que hacer un manual..porque siempre ecucho a la gente alegando, y yo nunca he tenido mayores problemas siguiedo estos simple pasos…

    respecto a la cantidad de entradas sobre la micro… es de esperar, porque uno siempre habla de lo malo xD

    Saludos Capitan…nos leemos.

  17. Electricblue Says:

    shuuu uta que em dio risaaaaa, cuando a uno le dan ganas de llorar cuando hay asientos vacíos jajajajaja, uta eso es verdad y yo tb llevo ya no sé cuantos post escritos sobre el T ….go (ya no lo nombro) porque no puedo evitarlo, es parte ineludible de mi vida!!! ahora se te olvidó un detalle, tienes ver qué es peor, si te sientas en el primer asiento debes rezar que no suba ninguna awelita con cara de asiento, ni una mamá con cara de “no tuve a nadie con quien dejarlo”, porque, en mi caso, si me siento ya, en el segundo asiento estoy perdida, después no me hace bajar ni una grúa, entonces, a medida que voy llegando a mi destino comienzo a transpirar y a contar toda la gente estampada en cada rincón de la bajada… bueno en fin, estaría quí todo el día contando!!!
    Gracias por tu comment.
    Saludos.

  18. daniela® Says:

    Yo que ando sólo en metro, la verdad es que hago cuenta de que no existen los asientos. Busco una ubicación cerca de la puerta no más, y disfruto viendo como algunas personas son capaces de matar a otra por sentarse.

    Es un show ver como la gente persigue las puertas de los carros, cuando vienen recién saliendo de la estación en el terminal.

    Abrazos Capitán Futuro!.

  19. Clau Clau Says:

    Mi madre insiste en sentarse en los primeros asientos de la micro. ¡No mamá, eso es para los viejitos!. Verdad no?.

    El otro día iba en el taxi y al lado mío se sentó un ejemplar de lo más oloroso. Estaba a pnto de deirle si conocía el jabón o si era alérgico al agua. Con acompañantes así!! bueno, después me puse a pensar que tal vez el hombre no tenía agua en su casa.Sufrí.

    Cuando me bajé un amoroso mendigo me dijo ofreciéndome un trozo de pan: Está bonito el día ah??

    Que bueno que volviste…de hecho no te había comentado porque la última vez que te leí, dijiste que adiós con el blog por un buen tiempo. No te aguantaste. Me doy cuenta. Que bueno.

    En fin un millon de saludos.
    La pinguina que ahora adoptó un nombre. Claudia.

  20. Rodrigo Yáñez Says:

    El año pasado, fue cuando más viajé en metros y micros Santiaguinas. Sin considerar que aún no existía ya el increíble nuevo proyecto del gobierno, puta las cromis ya estaban todas llenas, y el metro peor. El sacrificio de pegarme todos los días el pique de Rancagua a Santiago en buses (siempre llenos, y gente parada, no recuerdo ninguna mañana vacía), y luego tomar metro en estación central, y de ahí a Los héroes…pero bueno, por esos días servía al menos para coquetear con todas las mujeres posibles. No hubiera podido verme feo por mis ojeras infernales, por que todas las minas también las tenían, entonces tenía que pinchar con las dos mejores ojeras. Más de alguna ves lo logré (Y a mucha honra).
    Jejeje, congelé la U, pero al menos sólo me imagino cómo se la pasan de mal los muchos estudiantes que hacen la misma ruta que yo el año pasado.

  21. Isidora Says:

    En el metro prefiero quedarme parada, eso de estar de lo más cómoda y de repente tener que dar el aciento, no me gusta.

    Saludos!

  22. ezequiel y mariano Says:

    cuantos asientos tiene la parte de abajo de un micro de larga distancia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: